domingo, 31 de mayo de 2009

Pronunciamiento de la Asociación Latinoamericana de Sociología por la detención del Dr. Miguel Angel Beltrán Villegas

Agradecemos esta comunicación que nos informan sobre la tan penosa la situación del reconocido académico colombiano Miguel Ángel Beltrán, sobre quién se ha ejercido violación de sus derechos humanos, civiles y políticos.

Expresamos así nuestra adhesión conducente a la inmediata protección de la vida y libertad de Miguel Ángel Beltrán, como así nuestro más firme rechazo a toda acción antidemocrática violenta por fuera de las convenciones y regulaciones constitucionales que rigen la protección inalienable de los derechos humanos nacionales e internacionales.

Con esta adhesión nos unimos al llamado internacional que expresa contundentemente la Universidad Nacional Autónoma de México, dirigido a todas las autoridades involucradas para que lleven a cabo todas las medidas necesarias que efectivicen su libertad y protección restituyendo de inmediato sus plenos derechos. Estaremos atentos en nuestro XXVII Congreso sobre el cumplimiento de las exigencias planteadas.

Nuestros abrazos solidarios,

p/ COMITÉ DIRECTIVO ALAS
Jaime Preciado Coronado
p/ COMITÉ ORGANIZADOR XXVII ALAS
Alberto Bialakowsky

Mensaje de una alumna del Dr. Miguel Angel Beltrán Villegas: Libertad para el maestro

Noticias Uno: testimonio Miguel Angel Beltrán Villegas

Condenan a los gobiernos de Uribe y Calderón por echar al catedrático

La Jornada, 30 de mayo - 2009

Es intachable y pacífico, aseguran ex compañeros de maestría.

Emir Olivares Alonso


El profesor Miguel Ángel Beltrán Villegas "fue víctima de la flagrante violación a sus derechos humanos, en una acción presuntamente organizada por los gobiernos de Colombia y México", consideraron docentes e investigadores de universidades de América Latina, quienes fueron sus compañeros de maestría en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales sede México, en la década de los 90.

En una misiva hecha pública por el comité para la liberación de Beltrán Villegas, denunciaron que cuando el gobierno mexicano lo expulsó del país "violó de manera grave" el derecho a la audiencia, de inconformarse ante una resolución de autoridad y, sobre todo, a la presunción de inocencia.

Cuestionaron que la administración de Álvaro Uribe haya dejado salir al ahora acusado de presuntos nexos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) si contaba con información en su contra.

“Si, como señala el gobierno colombiano, tenía información que comprometía la actividad de Miguel, ¿cómo salió para hacer su estancia posdoctoral sin impedimento alguno? ¿Cómo transcurrió un largo año y algunos minutos antes el día 22 (de mayo) para que cayeran en la cuenta que ‘era un terrorista sofisticado’? Esta fragilidad institucional ratifica únicamente que cuando se abandonan las prácticas democráticas para ceder el espacio a la retórica del terror, hasta el ciudadano común y corriente está expuesto a las veleidades del autoritarismo.”

Los ex compañeros del colombiano –entre quienes se encuentran Marisa von Bülow, del Instituto de Ciencia Política de la Universidad de Brasilia, Brasil; Sara Makowski, de la Universidad Autónoma Metropolitana Xochimilco, México; Adrián Acosta, de la Universidad de Guadalajara, México, y Aníbal Viguera, de la Universidad Nacional de La Plata, Argentina– aseveraron que Beltrán es un estudioso de la sociología, historiador, latinoamericanista, pero “sobre todo un humanista comprometido.

"Es un analista crítico de la vida social, un fino y sensible investigador que, para fortuna de quienes hemos compartido con él la formación académica, es además generoso. Y esa generosidad hace que sea en el debate abierto donde Miguel ha expresado y expresa su opinión informada, ilustrada, basada no en fines últimos, sino en tercas realidades; las nuestras, las de esta América Latina desigual, excluyente, violentada por la retórica del miedo, que también es una derrota del estado de derecho".

Agregaron que no les queda "la menor duda" de que el colombiano "es una persona moralmente intachable, solidaria, sencilla y pacífica. No merece el linchamiento mediático del que ha sido objeto ni la amenaza que se cierne en su contra".

Legisladores exigen a la titular del INM un informe sobre el caso del sociólogo colombiano

La Jornada, 30 de mayo - 2009

Violaron autoridades la Carta Magna al expulsar a Beltrán Villegas, acusa el PRD.

Andrea Becerril

La Comisión Permanente del Congreso de la Unión analiza, a propuesta del Partido de la Revolución Democrática, el caso del catedrático colombiano Miguel Ángel Beltrán Villegas, expulsado del país y entregado al gobierno de Alvaro Uribe en un "procedimiento irregular, en el que se violaron sus derechos humanos".

Legisladores perredistas demandaron que el Congreso solicite a la comisionada del Instituto Nacional de Migración (INM), Cecilia Romero, un informe pormenorizado del procedimiento que se siguió el pasado 22 de mayo, cuando ocurrió la expulsión. "Es claro que se cometió un atropello, una persecución política disfrazada de legalidad", advirtió el diputado Cuauhtémoc Sandoval, uno de los firmantes del punto de acuerdo que el miércoles pasado fue turnado a comisiones de la Permanente.

Agregó que espera que la propuesta se dictamine pronto, para aclarar ese "oscuro episodio", que ha puesto en riesgo la vida de Beltrán Villegas, a quien el gobierno colombiano acusa de pertenecer a las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC).

En el punto de acuerdo, los perredistas destacan que se trata de un intelectual de prestigio, quien de 1993 a 1997 estudió en nuestro país la licenciatura y la maestría en sociología. Luego regresó a Colombia, donde fue profesor en las universidades públicas de Cauca, Antioquia y Bogotá.

Después fue invitado por el Centro de Estudios Latinoamericanos para ampliar su estancia académica en México.

Recientemente realizaba investigaciones en las áreas de la sociología y la historia mexicanas, como parte del programa de desarrollo posdoctoral de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Los legisladores señalaron que el 22 de mayo el catedrático acudió a las instalaciones del INM, adonde había sido citado para renovar la visa, pero fue detenido y puesto en un avión que lo llevó a Colombia. Con ello, agregaron, se violó la Constitución Política, ya que en ningún momento se procuró resguardar sus garantías individuales, entre ellas la de debido proceso o el principio de presunción de inocencia.

Se violentó además, resaltaron, la Ley General de Población y su reglamento. "Adicionalmente, el INM, en un acto de malabarismo diplomático, evitó la aplicación del tratado de extradición celebrado con la República de Colombia, donde se establece claramente que ninguna persona puede ser extraditada por delitos políticos o aquellos hechos que les sean conexos, como es el caso que nos ocupa".

En el punto de acuerdo, que suscriben el coordinador perredista Javier González Garza y los diputados Alfonso Suárez del Real, Humberto Zazueta, Armando Barreiro y Cuauhtémoc Velasco, se insiste en que "las autoridades migratorias mexicanas han causado un grave daño a nuestro país", ya que es un caso "de persecución política".

Aseveraron que se supeditó la "justicia mexicana a la paranoia monomaniaca del terrorismo que sufre la derecha en el mundo".

Advirtieron que, "gracias a la inmoralidad del gobierno mexicano, Beltrán Villegas se encuentra en un grave peligro".

Demandaron que la Permanente solicite también al Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos que dé seguimiento al proceso contra Beltrán en Colombia, con el fin de garantizar su integridad personal.

LIBERTAD PARA EL MAESTRO MIGUEL ANGEL BELTRAN VILLEGAS

sábado, 30 de mayo de 2009

Estudiantes de posgrado acusan de "rastrero" al gobierno de Calderón por la expulsión

La Jornada, 28 de mayo - 2009

Exigen a la embajada de Colombia el retorno a México del profesor Miguel Ángel Beltrán

Emir Olivares Alonso

"De nuestra comunidad se lo llevaron, en nuestra comunidad lo queremos", fue el grito con que estudiantes de posgrado de la Universidad Nacional Autónoma de México y el Colegio de México se manifestaron frente a la embajada de Colombia para rechazar la expulsión del colombiano Miguel Ángel Beltrán Villegas, efectuada el pasado 22 de mayo, y exigieron al gobierno de aquella nación su liberación inmediata.

Agrupados en el Comité para la Liberación de Miguel Ángel Beltrán Villegas –acusado por el gobierno de Álvaro Uribe de ser integrante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, quien realizaba una estancia posdoctoral en la máxima casa de estudios–, alrededor de 70 estudiantes informaron que interpusieron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y Amnistía Internacional sendas quejas a fin de que se pronuncien por este hecho "que violó las garantías fundamentales de nuestro compañero".

Con la consigna de "presos políticos, libertad", indicaron que la única manera en que saben del colombiano –que está preso en un penal de su nación– es mediante sus abogados, a quienes Beltrán Villegas entregó un testimonio escrito (publicado ayer por La Jornada) en el que denuncia la manera "anómala y violenta" con que las autoridades migratorias mexicanas lo expulsaron del país.

Los manifestantes se colocaron cubrebocas con leyendas como "no más censura" y "no a la peste de Uribe"; además en un performance tiraron libros al suelo, también con cubrebocas, para criticar que el gobierno colombiano criminaliza y ve como enemigo el pensamiento crítico y libre.

Sobre la entrada de la sede diplomática se pudieron observar algunas obras de Antonio Gramsci y Carlos Marx, y títulos como Las clases sociales en América Latina, editado por la UNAM o El Estado y la sociedad capitalista.

"El gobierno mexicano debe dar la cara por su proceder rastrero y explicar por qué violó las leyes que asistían a nuestro compañero. Y Colombia debe explicar, entre otras cosas, por qué su actividad policiaca se basa en un estado de excepción en que el presunto inculpado no tiene el menor derecho de saber que se le investiga", señalaron los manifestantes.

Con mantas y carteles en los que se leían consignas como "el pensamiento crítico no es terrorismo; la criminalización del pensamiento sí", "Militarización no es seguridad; ningún ejército defiende la paz" y "Censura nunca más", los estudiantes dijeron que gobiernos como los de Uribe y Felipe Calderón "satisfacen sus deseos de poder y grandeza con el manejo abusivo e ilegal de las instituciones estatales, que dejan de servir a los ciudadanos para compensar las demandas unipersonales de redentores artificiales (como ellos)".

Daniel Inclán, integrante del comité, señaló que ahora las autoridades colombianas basan la acusación contra Beltrán Villegas por una USB que el inculpado portaba desde México en la que presuntamente hay documentos ligados con el ultimado líder de las FARC Raúl Reyes. "Le han montado los supuestos documentos porque llevaba una memoria USB en su mochila, pero es ilógico. ¿Quién llevaría al Instituto Nacional de Migración una USB con pruebas que lo puedan inculpar?"

Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad se pronuncian: Solidaridad con Miguel Ángel Beltrán Villegas

Si México destacó internacionalmente por brindar un espacio de refugio a los perseguidos políticos de las dictaduras de otras épocas, hoy se distingue vergonzosamente por lo contrario, por la entrega de académicos y pensadores críticos a gobiernos ampliamente denunciados por crímenes, asesinatos masivos y violación de todos los derechos humanos.

Miguel Ángel Beltrán Villegas, investigador colombiano formado en la UNAM, es al parecer uno de los 500 académicos e intelectuales mencionados en la computadora mágica de Raúl Reyes, que cada vez encuentra el modo de adaptarse a las necesidades represivas del gobierno de Uribe, ahora con la total y arbitraria complicidad de Felipe Calderón.

Responsabilizamos a Felipe Calderón de cualquier daño, físico o moral que recaiga sobre el doctor Beltrán y exigimos que interceda por su devolución inmediata a México, donde dejó inconclusas sus investigaciones de posdoctorado.

Por la Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad: Jorge Turner, Víctor Flores Olea, María Guerra, Ana Esther Ceceña, José Steinsleger, Carlos Fazio, Gilberto López y Rivas, José Francisco Gallardo, Héctor Díaz-Polanco, Ana María Aragonés, Francisco López Bárcenas, Hugo Moldiz, Rafael Puente, Carmen Guardia, Catalina Eibenschutz, Daniel Inclán, Magdalena Gómez, Enrique Rajchenberg, María Atilano, Ana Silvia Robles Corona, Rebeca Peralta Mariñelarena, Alicia Castellanos Guerrero, Víctor García Zapata, Carlos Beas Torres, Luciano Concheiro Bórquez, Camilo Pérez Bustillo, Sarahí Ángeles, Carolina Oropeza Venegas, Nayar López Castellanos, Margarita Favela Gavia, Miguel Valencia, Adriana Matalonga, Maricarmen Montes, Walter Martínez, Josefina Morales, Marco Velázquez, José Alfonso Suárez del Real y Aguilera, Ricardo Melgar Bao, Isabel Sanginés, René Torres Bejarano, Elena Kahn, María Fernanda Campa, Félix Hernández Gamundi, Emilio Reza, Cristina Steffen, Enrique Cortés, J. Enrique González Ruiz, Miguel Socolovsky, Ignacio Enrique Peón Escalante y Fabio Barbosa

El Correo Ilustrado - La Jornada, 29 de mayo - 2009

Docentes e investigadores de América Latina se pronuncian: TODOS SOMOS MIGUEL ANGEL BELTRAN VILLEGAS

CARTA ABIERTA A LOS GOBIERNOS DE MEXICO Y COLOMBIA
A LA OPINION PÚBLICA

El día 22 de Mayo de 2009 el Dr. Miguel Angel Beltrán Villegas, sociólogo, historiador, latinoamericanista y sobre todo un humanista comprometido, fue víctima de la flagrante violación de sus derechos humanos y de sus garantías individuales en una acción presuntamente organizada por los gobiernos de Colombia y México.

Miguel Ángel Beltrán Villegas estaba en México de manera legal realizando una residencia posdoctoral en el CELA de la Universidad Nacional Autónoma de México; acucioso y metódico investigador de la realidad latinoamericana, su estancia formaba parte de ese proceso de consolidación del gran analista de la realidad social que ya es. Un proceso trunco de hecho porque el gobierno mexicano, a través del Instituto Nacional de Migración, optó por cancelar de manera expedita sus derechos, expulsándolo directamente a Colombia. Con ello se violaron de manera grave las garantías de derecho de audiencia, de inconformarse ante una resolución de la autoridad y sobre todo, la presunción de inocencia en el caso de una petición de un tercero frente a un ciudadano. Un estado que vulnera derechos fundamentales pone en grave riesgo su calidad democrática y siembra la duda sobre la fortaleza de sus instituciones judiciales, cuando estas se ven compelidas a actuar bajo la presión mediática del discurso seguritario.

Miguel Ángel Beltrán Villegas es un analista crítico de la vida social; un fino y sensible Investigador que, para fortuna de quienes hemos compartido con él la formación académica, es además generoso. Y esa generosidad hace que sea en el debate abierto donde Miguel ha expresado y expresa su opinión informada, ilustrada, basada no en fines últimos sino en tercas realidades; las nuestras, las de esta América Latina desigual, excluyente, violentada por la retórica del miedo que también es una derrota del estado de derecho. Si como señala el gobierno colombiano, tenían información que comprometía la actividad de Miguel, ¿cómo así salió para hacer su estancia posdoctoral sin impedimento alguno?, ¿cómo fue que transcurrió un largo año y algunos minutos antes el día 22 para que cayeran en la cuenta que “era un terrorista sofisticado”? Esta fragilidad institucional ratifica únicamente que cuando se abandonan las prácticas democráticas para ceder el espacio a la retórica del terror, hasta el ciudadano común y corriente está expuesto a las veleidades del autoritarismo.

Miguel Ángel Beltrán Villegas es además un hombre bueno. A quienes nos ha honrado con el privilegio de su amistad y la discusión académica, no nos queda la menor duda que es una persona moralmente intachable, solidaria, sencilla y pacífica; un hombre bueno que no merece el linchamiento mediático del que ha sido objeto, como tampoco merece la amenaza que se cierne sobre él.

Quienes hoy suscribimos la presente misiva, compañeros y amigos de Miguel Angel, de la IX generación de la Maestría en Ciencias Sociales de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, sede Académica de México; apelando al espíritu que dio a la academia refugio en las horas negras de las dictaduras del cono sur, apelando a la sensibilidad de los hombres y mujeres de bien, a los que se llaman demócratas sin que un hilo de hiel les corra por los labios, nosotros decimos NO: No a la detención de Miguel Ángel Beltrán Villegas; No a la cancelación de sus derechos. Condenamos la grave violación de los derechos de Miguel Ángel Beltrán Villegas. Exigimos garantías plenas para su integridad física y mental. Si lo que hoy está en juicio es el pensamiento crítico y democrático, entonces TODOS SOMOS MIGUEL ANGEL BELTRAN VILLEGAS.


Marisa von Bülow
Profesora
Instituto de Ciencia Política
Universidade de Brasilia
Brasil

Aníbal Viguera
Profesor Investigador. Vicedecano
Facultad de Humanidades
Universidad Nacional de La Plata
Argentina

Mario César Constantino Toto,
Investigador TC,
Universidad Veracruzana Intercultural
Veracruz
México

Martha Vicente Castro
Socióloga
Investigadora de la A.C.S. Calandria
Lima, Perú

Martin Tanaka
Investigador Asociado
Instituto de Estudios Peruanos
Lima, Perú

Laura C. Salazar
Docente Investigadora
CIDES-UMSA
La Paz, Bolivia

Sara Makowski
Profesora Investigadora
Universidad Autónoma Metropolitana Xochimilco,
Distrito Federal México

Mario Francis Navarro
Profesor Investigador
Universidad de San Martín y Universidad de Córdoba
Argentina

Ricardo Pérez-Luco Arenas
Académico Departamento de Psicología
Universidad de La Frontera
Chile

Adrián Acosta Silva
Profesor-investigador
Universidad de Guadalajara, México

Jorge Hernández L.
Profesor Titular
Universidad del Valle
Cali, Colombia

Osmar A. Gonzales Alvarado
Profesor de la Universidad Nacional de San Marcos
Lima, Perú

Julian Bertranou
Escuela de Política y de Gobierno
Universidad Nacional de San Martín
Argentina

Norma Alejandra Maluf
Investigadora
Profesora asociada
Flacso
Ecuador

Fredy Rivera Vélez
Profesor Investigador
Flacso
Ecuador

Alicia Lissidini
Profesora
Escuela de Política y Gobierno
Universidad Nacional de San Martín
Argentina

Marcela Rios Tobar
PhD en Ciencia Política
Universidad de Wisconsin
Estado Unidos

Manuel Rivera
Profesor Titular
Escuela de Ciencia Política
Universidad de San Carlos
Guatemala

Ruth Lucio
Directora Nacional
Salud de Altura
Ecuador

Jorge Kafka Zúñiga
Investigador
Transparencia Bolivia
La Paz, Bolivia.

viernes, 29 de mayo de 2009

COMUNICADO DE LOS PROFESORES Y PROFESORAS DEL DEPARTAMENTO DE SOCIOLOGÍA DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA

Ante las noticias publicadas por la prensa colombiana, e internacional, sobre la detención del colega Miguel Ángel Beltrán quien, desde el 4 de febrero de 2005, es profesor asociado de tiempo completo de la Universidad Nacional de Colombia-Bogotá, consideramos necesario expresar nuestra preocupación por la forma como ha sido presentada ante la opinión pública nacional e internacional la trayectoria de Miguel Ángel Beltrán y su captura por las autoridades colombianas con la cooperación del Gobierno de México.

Por supuesto, no nos compete pronunciarnos sobre los cargos que le han sido atribuidos al profesor Beltrán, ampliamente publicitados por la prensa colombiana, y sobre los que deberán pronunciarse los tribunales competentes. No dudamos, en cambio, en expresar nuestro rechazo a cualquier forma de violencia física o simbólica que contradice las fibras más íntimas de quehacer académico

Pero por razones éticas no podemos mantener silencio frente al desconocimiento del artículo 29 de la Constitución Colombiana sobre “el debido proceso” que establece, entre otros, los siguientes preceptos: “Nadie podrá ser juzgado sino conforme a las leyes preexistentes al acto que se le imputa, ante juez o tribunal competente y con observancia de la plenitud de las formas propias de cada juicio […]. Toda persona se presume inocente mientras no se le haya declarado judicialmente culpable […]”.

Nos extraña entonces que el Presidente de la República, en su agradecimiento al Presidente de México, condene anticipadamente al ciudadano Miguel Ángel Beltrán de cargos como los siguientes: “Este ciudadano, convertido en terrorista, era profesor de sociología y en lugar de estar en la discusión ideológica estaba en el asesinato y el secuestro[…]”. (Página Web Presidencia de la República).

Lamentamos y nos preocupa que los principales medios de comunicación escritos hayan optado en este caso por ignorar la presunción de inocencia del profesor Beltrán en titulares y artículos que parecen dar por sentado lo que tendría que establecerse: ‘Cienfuegos’, El Asesor De 'Reyes' (Archivo - Archivo digital eltiempo.com http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-3456988) ; Capturan en México a miembro de la comisión internacional de las Farc (El Espectador, 22 de mayo, http://www.elespectador.com/articulo142123-capturan-mexico-miembro-...) 'Jaime Cienfuegos', sociólogo que trabajaba como profesor en la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam), fue expulsado de ese país y capturado el viernes por la noche en el aeropuerto Eldorado de Bogotá. (http://www.eltiempo.com/colombia/justicia/ARTICULO-WEB-PLANTILLA_NOTA_INTERIOR-5261509.html); Alias 'Jaime Cienfuegos' pidió licencia de un año en la Universidad Nacional para estudiar en México (http://www.eltiempo.com/colombia/justicia/ARTICULO-WEB-PLANTILLA_NOTA_INTERIOR-5261567.html)

Cabe aclarar, por otra parte, que al profesor Miguel Ángel Beltrán, la Universidad Nacional de Colombia le otorgó una comisión de estudios en el exterior (Resolución 101 de 2008), para realizar estudios postdoctorales en la Universidad Autónoma de México, a partir del primero de junio de 2008 hasta el primero de junio de 2009. Posteriormente le concedió una licencia no remunerada, a partir del primero de junio de 2009 hasta el 31 de mayo de 2010 (Resolución 643 de 2009 ).

Teniendo en cuenta los antecedentes mencionados, el claustro de profesores de sociología de la Universidad Nacional-Bogotá, solicita respetuosamente:

A las autoridades competentes: garantizar los derechos que, como persona y como ciudadano, le conceden a Miguel Ángel Beltrán la Constitución y las leyes colombianas.

A los medios de comunicación: publicar información objetiva e imparcial sobre este delicado asunto; y rectificar la información publicada que no corresponde a la verdad.

A la Procuraduría General de la Nación: vigilar el cumplimiento del debido proceso que actualmente se adelanta contra Miguel Ángel Beltrán.


Claustro de profesores y profesoras de sociología
Universidad Nacional de Colombia-Bogotá
28 de mayo de 2009

PRONUNCIAMIENTO DE LOS ESTUDIANTES Y EGRESADOS DE SOCIOLOGÍA DE LA UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA POR LA DETENCIÓN DEL PROFESOR MIGUEL ANGEL BELTRAN VILLEGA

28 de mayo - 2009

Desde el pasado viernes 22 de mayo en la noche y hasta el día de hoy, la sensación de impotencia e indignación ha estado presente en egresados y estudiantes de sociología de la Universidad de Antioquia, quienes tuvimos la fortuna de recibir clases con el profesor Miguel Ángel Beltrán Villegas.

El profesor llegó al departamento de Sociología en el año 1999 y permaneció durante seis años en la Universidad, bajo su dirección estuvieron los cursos de Introducción a la Sociología, Sociología Política, Sociología Latinoamericana y Teoría Sociológica Hoy; además impulsó diversas iniciativas como el boletín Debates Sociológicos, la revista Kábala Krítica, el foro sociológico y la realización de diversos seminarios académicos con la presencia de prestigiosos intelectuales nacionales e internacionales.

La indignación es apenas obvia cuando durante todo el fin de semana vimos y escuchamos con sorpresa, los maltratos que se le hicieron al profesor, vulnerando sus derechos fundamentales, acusándolo de “ser uno de los terroristas más peligrosos del país”, despojándolo así de toda su trayectoria académica, intelectual y de sus calidades humanas. Los medios de comunicación, de manera desvergonzada, lo tachan de terrorista y guerrillero, desconociendo su imagen de destacado pensador, que ha pasado gran parte de su vida reflexionando críticamente sobre las situaciones políticas que nuestro país ha vivido en su historia y que puede verse reflejada en su producción académica.

Como egresados y estudiantes de sociología manifestamos, de manera abierta, que las clases y asesorías con el profesor Miguel Ángel siempre fueron un deleite para la generación de conocimiento, sus permanentes búsquedas pedagógicas sembraron en nosotros la pasión por una sociología comprometida con la construcción de relaciones humanas más justas; proponía un diálogo abierto que nos orientó a un pensamiento crítico, su relación y disposición para con los estudiantes se desarrolló siempre en un clima de absoluto respeto y, por supuesto, sin ninguna invitación a pertenecer a algún grupo armado. Reiteramos esto para controvertir las acusaciones que pesan en su contra sobre el “reclutamiento” o incitación a los estudiantes universitarios para hacer parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Reiteramos el aprecio al profesor que con su disciplina y rigor académico propició espacios de pensamiento sobre la realidad social y política, y con su respeto posibilitó la disertación y reflexión permanente, en un país donde cada vez se instrumentaliza más el conocimiento y donde, al parecer, es “peligroso” pensar.



FIRMAS:

Catalina María Tabares Ochoa, Egresada de Sociología, Universidad de Antioquia

Carlos Andrés Aristizabal Botero, Egresado de Sociología, Universidad de Antioquia

Paola Andrea Gaviria Carmona, Egresada de Sociología, Universidad de Antioquia

J. Andrés Colorado Vélez, Egresado de Sociología, Universidad de Antioquia

Fabian Alirio Mazo Elorza, Egresado de Sociología, Universidad de Antioquia

Mary Luz Marín posada, Egresada de Sociología, Universidad de Antioquia

Elizabeth Vélez González, Egresada de Sociología, Universidad de Antioquia

Heidy Cristina Gómez Ramírez, Egresada de Sociología, Universidad de Antioquia

María Ochoa Sierra, egresada de Sociología, Universidad de Antioquia

Marcela Jaramillo Posada, Egresada de Sociología, Universidad de Antioquia

Stefani Castaño Torres, Egresada de Sociología, Universidad de Antioquia

Mario Alberto Duque Cardozo, Egresado de Comunicación Social

Héctor David Morales Castrillón, Egresado de Sociología, Universidad de Antioquia

Paula Andrea Suescún Alvarez, Egresada de sociología, Universidad de Antioquia

Viviana Cano Chica, Egresada de Sociología, Universidad de Antioquia

Henry Andrés Gómez Restrepo, Egresado de Sociología, Universidad de Antioquia

Diana Patricia Cárdenas Quintero, Egresada de Sociología, Universidad de Antioquia.

Edy Patricia Trujillo García, Egresada de Sociología, Universidad de Antioquia

Edwin De los rios Jaramillo. Egresado de sociología, Universidad de Antioquia

Maribel Fernández Agudelo, Egresada de Sociología, Universidad de Antioquia

Laura Cartagena Benítez, Estudiante de Sociología, Universidad de Antioquia

Gicela Muñoz Gañan, Egresada de Sociología, Universidad de Antioquia

Ángela Aguirre Londoño, Egresada de Sociología, Universidad de Antioquia

Alejandra Restrepo Molina, Egresada de Sociología, Universidad de Antioquia

Elsa Blair Trujillo, Sociologa de la U de A, Doctora en sociologia Université Catholique de Louvain, Bélgica,

Jóse Manuel Bedoya, Estudiante de antropología U de A, Grupo en epistemología y Metodologías de Investigación,

Hector David Morales Castillón, Sociólogo U de A,

Maritza Quiroz, Estudiante de Sociología Universidad de Antioquia,

Luisa Fernanda Botero Arbelaez, Arquitecta Universidad Nacional, Est de Maestria UNAL.

Alix Bibiana Gómez Vargas- Economista Universidad de Antioquia

Camilo Durango Espinal, Est de Antropología Universidad de Antioquia, Defensor Derechos Humanos.

Iván Darío Bedoya Caro, Ingeniero, Estudiante de Doctorado, Facultad de Ingeniería - Universidad de Antioquia

María Eugenia González Vélez, Est de Antropología Universidad de Antioquia.

Magali Andrea Montoya G, Profesional en Comercio Internacional, Estudiante de Sociología y Maestría en Educación Universidad de Antioquia.

Nazly Guarnizo Diaz, Administradora de Empresas, Empresaria Colombiana.

Rosa Ramírez, Sociologa, Est de Maestria, Facultad Latinoamerica de Ciencias Sociales – Argentina.

Ruth Alvarez, Estudiante de Historia. Universidad de Barcelona.

Corporación Comité Universitario de Derechos Humanos Gustavo Marulanda

jueves, 28 de mayo de 2009

Comunicado leído hoy en protesta ante la Embajada de Colombia en México






De nuestra comunidad se lo llevaron, en nuestra comunidad lo queremos

Por el mundo se dejan sentir las tentativas autoritarias de un puñado de gobernantes que creen que ocupar un puesto público es lo mismo que decidir arbitraria e ilegalmente sobre la existencia de las personas que representan. Pequeños y grises satisfacen sus deseos de poder y grandeza a través del manejo abusivo e ilegal de las instituciones estatales, que dejan de servir a los ciudadanos para compensar las demandas unipersonales de redentores artificiales, como: Álvaro Uribe Vélez y Felipe Calderón Hinojosa. Los actos que violentan los derechos humanos y las garantías jurídicas de los ciudadanos, como en el caso que hoy nos convoca, el de Miguel Ángel Beltrán Villegas, sólo sirven a aquellos que no cuentan con otros medios más que las armas y la fuerza represiva del estado para legitimarse; aquellos que ven como principal enemigo al pensamiento libre y crítico que los cuestiona, los confronta, los devela en su mezquindad.
Hoy, las paredes la Universidad Nacional Autónoma de México, sus pasillos, su memoria, están marcados por un acto de injusticia y nos recuerdan todo los días una vertiginosa ausencia, la de un miembro de nuestra comunidad que no está entre nosotros porque permanece detenido ilegalmente en una cárcel de Colombia. Sus crímenes: reflexionar, creer que el mundo puede ser otro y que una vía para lograrlo es el pensamiento crítico. El vacío que dejó Miguel Ángel Beltrán Villegas desde el viernes 22 de mayo, nos remite inevitablemente a uno de los periodos más oscuros de la historia latinoamericana reciente, en la que miles de intelectuales fueron perseguidos, detenidos, muertos o desaparecidos por cuestionar el mundo injusto en el que vivían. Hoy, una vez más, el pensamiento libre y crítico es objeto de persecuciones políticas, de montajes ilegales para acusar sin fundamentos, para generar estigmatización social, para desacreditar una actividad que es fundamental para la construcción de una sociedad igualitaria y realmente libre.
Los fines de estos beodos del poder no tienen límites, hasta el cinismo les queda corto, su obscenidad desgarbada no vacila en poner en riesgo al Estado mismo con tal de lograr sus fantasías y construirse un mundo de ensueño en el que ellos son los nuevos reyes taumaturgos, léase: Uribe y Calderón. Ahora, el gobierno mexicano debe dar la cara por su proceder rastrero y explicar por qué violó todas las leyes que le asistían a nuestro compañero Miguel Ángel Beltrán Villegas; ahora, el gobierno colombiano debe explicar, entre muchas cosas, por qué su actividad policiaca se basa en un estado de excepción en el que el presunto inculpado no tiene el menor derecho a saber por qué se le investiga.
Ante la persecución del pensamiento crítico y la erosión de la totalidad de las relaciones sociales, nosotros, como comunidad académica no daremos la espalda y combatiremos, una vez más, con nuestras armas que son los libros, la crítica y las ideas, a aquellos que en sus obsesiones se empeñan en destruir a la investigación científica y humanista, una de las verdaderas vías para la resolución de los problemas sociales que nos aquejan.
Parte de esa lucha está en la restitución de los compañeros que nos han sido arrebatados violentamente como medida profiláctica. La ausencia de Miguel Ángel Beltrán Villegas en la comunidad del posgrado de estudios latinoamericanos de la UNAM, sólo será suturada cuando nuestro compañero regrese junto a nosotros, cuando pueda volver a recorrer los pasillos de la universidad en la que realizaba lo que mejor sabe hacer: construir un pensamiento libre que ayude a explicar y transformar la realidad latinoamericana.
¡DE NUESTRA COMUNIDAD SE LO LLEVARON, EN NUESTRA COMUNIDAD LO QUEREMOS!

Falta de pruebas para vincular al profesor Miguel Ángel Beltrán con FARC / México - Colombia

El concejal de Bogotá y dirigente del Polo Democrático Alternativo rechaza la detención al profesor Miguel Angel Beltrán Villegas

Se trata de una detención con evidente intención política, dijo concejal Jaime Caycedo Turriago

El concejal de Bogotá y dirigente del Polo Democrático Alternativo Jaime Caycedo Turriago, rechazó la detención arbitraria del profesor de la Universidad Autónoma Nacional de México, Miguel Ángel Beltrán, quien fuera también docente de las universidades Nacional de Colombia y de Antioquia.

Caycedo, como exdocente de la Universidad Nacional de Colombia, hizo eco al manifiesto firmado por varios profesores universitarios quienes dan cuenta de la categoría intelectual y académica del profesor Beltrán y defienden su trayectoria personal y humana como alguien que ha seguido siempre el camino del debate académico, por fuera de cualquier acto violento o que incite a la agresión física.

El concejal de Bogotá señaló que la detención y posterior repatriación del profesor Beltrán obedece a oscuras maniobras que procuran arrasar con cualquier expresión de oposición y crítica al régimen uribista, por cuanto Beltrán se caracterizó por su actitud independiente y profundamente analítica de la realidad nacional a través de sus diversos estudios y cátedras relativas a la historia política colombiana y a los acontecimientos sociales que han marcado el devenir colombiano durante las últimas décadas. “Esta es una típica detención de tinte político, como las miles de capturas que han sido ordenadas por el régimen en su afán paranoico de ver en todo opositor o crítico un peligro para su estabilidad y permanencia en el poder; recordemos que de esas miles de detenciones masivas, una buena parte ha terminado en el más oprobioso escándalo en tanto las autoridades judiciales nunca comprobaron el más mínimo vestigio de vínculo con actividades ilegales o “terroristas”, como suele llamar el régimen a toda forma de ejercicio democrático y de opinión en contra de sus protervos fines”, dijo Caycedo.

Por último, expresó su esperanza en el sentido de que el sistema judicial colombiano haga pronta y justa luz ante este caso que pone de nuevo en la picota pública a los académicos e intelectuales que defienden las causas populares en procura de mayor equidad social, económica y política.

http://jaimecaycedo.blogspot.com/

El Departamento de Sociología de la Universidad Nacional de Colombia respecto a la detención del profesor Miguel Angel Beltrán Villegas, comunica:

A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA

El Departamento de Sociología de la Universidad Nacional de Colombia y su Claustro de profesores, en reunión el pasado martes 26 de mayo,

Consideró:

La situación que, en este momento, atraviesa el Departamento de Sociología de la Universidad Nacional, dados los acontecimientos acaecidos el fin de semana pasado que son de conocimiento publico, decidiendo:

1. Hacer un comunicado de Profesores y Profesoras del Departamento de Sociología de la Universidad Nacional, pronunciándose sobre la detención del Profesor Miguel Ángel Beltrán. (http://www.facebook.com/note.php?note_id=86962620877&ref=nf)

2. Que en medio de esta situación, no es conveniente continuar con las actividades conmemorativas relacionadas con la celebración de los 50 años del Departamento y la Sociología en Colombia, por lo tanto todas las actividades conmemorativas se posponen hasta el segundo semestre del presente, en espera del desarrollo de está situación.

Bogotá, miercoles 27 de mayo de 2009.

Víctor Reyes Morris
Director

Claustro de Profesores
Departamento de Sociología

Estudiantes de la UNAM exigen la liberación de Miguel Angel Beltrán

La Jornada - México

El gobierno mexicano debe explicar por qué violó las leyes migratorias que le asistían, señalaron 30 estudiantes que se manifestaron afuera de la embajada de Colombia.

AFP
Publicado: 28/05/2009 15:07

México, DF. Unos 30 estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) pidieron este jueves, frente a la embajada de Colombia, la liberación de un presunto guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que estudiaba en esta institución y que fue expulsado la semana pasada a Bogotá.

"El gobierno mexicano debe dar la cara por su proceder rastrero y explicar por qué violó todas las leyes que le asistían a nuestro compañero, Miguel Ángel Beltrán (...) La ausencia sólo será suturada cuando nuestro compañero regrese junto a nosotros", leyó uno de los manifestantes frente a la delegación, ubicada en Paseo de la Reforma.

El resto de los jóvenes, que portaban tapabocas, se mantuvieron en silencio con pancartas que rezaban consignas como 'Defiende la paz' y libros de orientación izquierdista en cuyas portadas colocaron pegatinas con la palabra 'censura'.

La propia UNAM ha pedido públicamente explicaciones a las autoridades migratorias por la expulsión a su país de Beltrán, a quien Bogotá identifica con el alias de Jaime Cienfuegos y lo considera miembro de la comisión internacional de la guerrilla de las FARC.

En desplegados publicados en la prensa ayer miércoles, la UNAM consideró que la estancia en México de Beltrán era regular e informó que actualmente seguía estudiando en su institución, en la que se doctoró en 2001 con mención honorífica.

http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2009/05/28/estudiantes-de-la-unam-exigen-la-liberacion-de-miguel-angel-beltran

La Jornada: Hubo engaños de Migración para expulsarme: Beltrán Villegas

La Jornada - México
28 de mayo - 2009

Avaló consulado mexicano el ingreso del profesor Miguel Ángel Beltrán

Emir Olivares Alonso

La representación diplomática del gobierno mexicano en Colombia dio su aval, el 27 de mayo de 2008, para que el profesor colombiano Miguel Ángel Beltrán Villegas –expulsado del país el viernes pasado– ingresara legalmente a México.

La cónsul mexicana en Bogotá, Reyna Dalia Meléndez Salgado, asentó en la forma migratoria FM3-2077691 (de la que se tiene copia) que el colombiano –ahora acusado por el gobierno de Álvaro Uribe de tener vínculos con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)– tenía autorización para "realizar trámites ante el Instituto Nacional de Migración (INM) para hacer estudios posdoctorales en el Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad Nacional Autónoma de México".

Dicho documento lo facultaba para permanecer en el país 90 días en calidad de "no inmigrante visitante sin actividades lucrativas" con base en el artículo 42, fracción tercera de la Ley General de Población, a fin de que realizara en México los trámites para obtener una visa de estudiante.

De acuerdo con la solicitud 3-12687 presentada ante el INM el 7 de agosto del año pasado, el colombiano siguió correctamente los requerimientos de la ley nacional para recibir la visa; sin embargo, hasta el momento de su expulsión, las autoridades migratorias mexicanas no le habían dado respuesta.

Los gobiernos de México y Colombia avalaron el ingreso y salida, respectivamente, de Beltrán Villegas tres meses después del bombardeo del ejército colombiano contra un campamento que las FARC mantenían en Ecuador –en el que murió Raúl Reyes–, sitio en el que se halló la computadora personal del líder rebelde, y en cuyos archivos, de acuerdo con la administración de Uribe, se revela la presunta relación de Beltrán con la guerrilla de su país.

En el blog creado por el Comité para la Liberación de Miguel Ángel Beltrán Villegas se publicó el testimonio de éste sobre su expulsión, en el que denuncia que las autoridades migratorias mexicanas lo obligaron a firmar un oficio "con información falsa" con la amenaza que de no hacerlo su trámite se interrumpiría; amén de que argumentaron que no había aportado pruebas que respaldaran su condición económica, pese a que durante sus trámites Beltrán presentó ante el INM la resolución 929 de la Universidad Nacional de Colombia en la que se asienta que esa institución asignaría el salario mensual del profesor mientras estuviera en estancia posdoctoral.


“Una vez firmado el oficio una funcionaria del INM me dijo que yo estaba ilegal y aparecieron varios hombres que me inmovilizaron. Se acercaron varios funcionarios de inmigración y a la fuerza me llevaron hasta una camioneta estacionada en la puerta. En ningún momento se me informó de los motivos de mi captura ni hacia dónde me conducían. Durante todo el trayecto se me colocó de rodillas con el rostro pegado al asiento.

"Me cubrieron el rostro con una chamarra mientras me presionaban el cuello, lo que me causó lesiones en la región cervical y en hombros. Por la postura, por momentos sentí que me asfixiaba. Fue tal la presión que vomité. Además de los guardias, en la camioneta viajaban una delegada del INM y un médico, a quien solicité ayuda porque me sentía ahogado. Tanto la funcionaria como el doctor fueron indiferentes frente a la tortura y el maltrato que recibí."

En tanto, Daniel Inclán, del grupo de estudiantes de posgrado de la UNAM que se han solidarizado con Beltrán, informó que hoy se realizará una manifestación ante la embajada de Colombia en México, además de que el 5 de junio se llevará a cabo en la máxima casa de estudios un foro para criticar la manera en que México ha abandonado su tradición de dar asilo a extranjeros.

http://www.jornada.unam.mx/2009/05/28/index.php?section=politica&article=020n2pol

La Cámara de Diputados de México presentó un Punto de Acuerdo en rechazo a la expulsión ilegal de Miguel Angel Beltrán Villegas

CON FUNDAMENTO EN LOS ARTÍCULOS 58 Y 59 DEL REGLAMENTO PARA EL GOBIERNO INTERIOR DEL CONGRESO GENERAL DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, DIPUTADOS DE DIVERSOS GRUPOS PARLAMENTARIOS SUSCRIBEN LA PRESENTE PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO DE URGENTE Y OBVIA RESOLUCIÓN PARA SOLICITAR A LA SECRETARÍA DE RELACIONES EXTERIORES Y AL INSTITUTO NACIONAL DE MIGRACIÓN, EL ESCLARECIMIENTO DEL PROCESO DE EXPULSIÓN DEL DOCTOR MIGUEL ÁNGEL BELTRÁN VILLEGAS, BAJO LAS SIGUIENTES:

C O N S I D E R A C I O N E S

Durante toda nuestra historia, México se ha caracterizado, en diversos momentos y en diferentes circunstancias, por la apertura de sus fronteras y la expresión abierta de solidaridad para con todos los movimientos políticos y sociales a nivel mundial que, en ejercicio de sus derechos, han reclamado el mejoramiento de las condiciones sociales y políticas en todos los rincones del orbe. Desde Francisco Javier Mina y el libertador Simón Bolívar hasta los refugiados republicanos de la Guerra Civil Española, el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro y las migraciones forzadas por el autoritarismo militar de América Latina, a lo largo de los últimos años del pasado siglo; todos habían encontrado en nuestro País un oasis de apertura política, desde el cual pujaron por el progreso de sus sociedades y de la Humanidad, en general.

Esta tradición fue brutalmente violada el pasado 22 de mayo, cuando autoridades migratorias mexicanas expulsaron de nuestro País al Doctor Miguel Ángel Beltrán Villegas, catedrático invitado por la Universidad Nacional Autónoma de México para realizar investigaciones científicas, en el área de la Sociología y la Historia Mexicanas, como parte del programa de desarrollo post doctoral de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de esa Casa de Estudios.

Los hechos sucedieron de la siguiente manera:

1. Miguel Ángel Beltrán Villegas es un reconocido catedrático que estudió en nuestro país la licenciatura y la maestría en sociología de 1993 a 1997. Regresó a Colombia y fue profesor en las universidades públicas de Cauca, Antioquia y Bogotá y fue invitado por el Centro de Estudios Latinoamericanos para ampliar su estancia académica en México.
2. El día 22 de mayo, el Instituto Nacional de Migración citó al profesor Beltrán para la ratificación del trámite de su visa FM-3, ya que la visa provisional con la que había entrado a nuestro país, en calidad de académico visitante, había expirado.
3. Ese día, el Doctor Beltrán se presentó en las instalaciones del Instituto Nacional de Migración y fue detenido inmediatamente, trasladado al Centro de Migración de Iztapalapa y conducido, casi inmediatamente, a un avión que lo trasladaría a suelo colombiano.
4. En este proceso, el Instituto Nacional de Migración violó el artículo 1°, 5°, 6°, 11, 13, 15, 16, 17, 20, 21, 33, 39 y 41 de la Constitución Federal ya que, en ningún momento, se procuró resguardar las garantías individuales del Doctor Beltrán Villegas, seguir los principios fundamentales del debido proceso o respetar el principio de presunción de inocencia, establecidos en nuestra Carta Magna, además de haber violentado flagrantemente todas las garantías que se establecen en la Ley General de Población y su Reglamento, para aquellos extranjeros que pueden ser sujeto de expulsión del territorio nacional.
5. Según las autoridades colombianas, el 14 de abril de este año, se registró Circular Roja de Interpol, en contra de Miguel Ángel Beltrán, por los delitos de concierto para delinquir con fines terroristas, Financiación del Terrorismo y Administración de Recursos relacionados con actividades terroristas.
6. Adicionalmente, el Instituto Nacional de Migración, en un acto de malabarismo diplomático, evitó la aplicación del Tratado de Extradición celebrado con la República de Colombia, en donde se establece claramente que ninguna persona puede ser extraditada por delitos políticos o aquellos hechos que les sean conexos, como es el caso que hoy nos ocupa.

Las autoridades migratorias mexicanas han causado un grave daño a nuestro País. No cabe duda que el presente es un caso de persecución política en donde se han violado las mínimas garantías individuales y los derechos humanos de un brillante académico y docente, supeditando la justicia mexicana a la paranoia monomaniaca del terrorismo que sufre la derecha en el mundo. Como legisladores, no podemos permitir que estas arbitrariedades sucedan en nuestro País. Es nuestra responsabilidad, que deviene del propio mandato de la Soberanía, vigilar que el Pacto Fundamental resguarde a todos y cada uno de los habitantes de nuestro territorio, más aún cuando se trata de personalidades que aportan civilidad y conocimiento científico, como es el caso que nos ocupa.

Las acusaciones del gobierno colombiano resultan, a todas luces, imaginarias y quiméricas. Y gracias a la inmoralidad del gobierno mexicano, el Doctor Beltrán Villegas se encuentra en un grave peligro y responsabilizamos a las autoridades que lo deportaron de cualquier daño que pueda sufrir, física o moralmente. Así también, exigimos que, en un acto de constricción, el Estado Mexicano asuma la protección de su familia y sus colegas, para evitar mayores daños de los hasta ahora generados.

No obstante, estamos convencidos de que, a pesar de las múltiples violaciones cometidas por las autoridades migratorias mexicanas en contra del Doctor Beltrán Villegas, la voluntad del Pueblo de México es la de acoger, en todo tiempo, a aquellos perseguidos políticos que no encuentran sitio seguro en sus países de origen debido a los atropellos e injusticias de sus gobiernos. México se había caracterizado, hasta este fatídico día, por ser baluarte de la autodeterminación y la no intervención como principios rectores de la convivencia pacífica entre los pueblos.

No nos engañemos. Nos encontramos ante una asechanza política y no frente a un asunto delincuencial. Esta es una cacería no una detención legal. Esta es una persecución disfrazada de legitimidad.

Por lo anteriormente expuesto y fundado, sometemos a la consideración de esta Honorable Soberanía, bajo el supuesto de urgente y obvia resolución la siguiente proposición con

PUNTO DE ACUERDO

Primero.- La H. Comisión Permanente del Congreso de la Unión condena la expulsión y servil entrega del profesor y Doctor Miguel Ángel Beltrán Villegas al gobierno colombiano.

Segundo.- La H. Comisión Permanente del Congreso de la Unión exige a la Secretaria de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa Cantellano, y a la Comisionada del Instituto Nacional de Migración, Cecilia Romero Castillo, un informe pormenorizado respecto al procedimiento y justificación de la expulsión del Doctor Miguel Ángel Beltrán Villegas, realizada el pasado 22 de mayo de 2009.

Tercero.- La H. Comisión Permanente del Congreso de la Unión solicita a la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos y a la Senadora colombiana Piedad Córdoba Ruiz, el seguimiento del proceso seguido en contra del Doctor Miguel Ángel Beltrán Villegas, por la justicia colombiana, a fin de evitar violaciones a sus derechos humanos y garantizar su integridad personal.

Dado en la Sede del Senado de la República

25 de mayo de 2009.

SUSCRIBEN


Diputado José Alfonso Suárez del Real y Aguilera


Diputado Jesús Humberto Zazueta Aguilar


Diputado Cuauhtémoc Sandoval Ramírez


Diputado Armando Barreiro Pérez


Diputado Ricardo Cantú Garza


Diputado Alejandro Chanona Burguette


Diputado José Antonio Almazán González

miércoles, 27 de mayo de 2009

Si supuestamente lo expulsaron por violar la Ley de Población mexicana, porqué le hacían inteligencia? - Pesquisas del montaje




Nota completa: http://caracol.com.co/nota.aspx?id=818878

Imágenes de la detención ilegal del Dr. Miguel Angel Beltrán Villegas - México






Nota completa: http://caracol.com.co/nota.aspx?id=818878

Miguel Ángel Beltrán no es de las Farc, reiteran profesores de Universidades Nacional y de Antioquia

El tiempo.com

Los académicos que el fin de semana firmaron una carta pública de apoyo al profesor deportado de México, reiteraron ayer su convicción de que el sociólogo no tiene nada que ver con esa guerrilla.

Nota completa: http://www.eltiempo.com/colombia/politica/miguel-ngel-beltran-no-es-de-las-farc-reiteran-profesores-de-universidades-nacional-y-de-antioquia_5278767-1

Protesta: Miguel Beltrán es académico, no guerrillero

Semana.com

Académicos y colegas suyos de universidades en Colombia y en México han descrito a este sociólogo como un intelectual de izquierda que no hace parte de ningún grupo guerrillero. Habla un amigo suyo y cuenta su trayectoria académica.

Nota completa: http://www.semana.com/noticias-nacion/miguel-beltran-academico-no-guerrillero/124435.aspx

LA ASOCIACIÓN DE CABILDOS INDÍGENAS DEL NORTE DEL CAUCA SE PRONUNCIAN POR EL CASO DE MIGUEL ÁNGEL BELTRÁN

Ante la condena anticipada al profesor Miguiel Ángel Beltrán

Sin conocer el trabajo realizado por el Profesor en Colombia, pero sabiendo de las estrategias que usan los Gobiernos en este tipo de persecución, podemos decir lo siguiente:

1. En justicia, todo el mundo es inocente mientras no se demuestre lo contrario.

2. Por el momento hay una acusación sobre unas bases absolutamente cuestionables: el computador de Reyes. Por lo que sabemos sobre estos señalamientos y pruebas, pueden ser ciertos o pueden ser montajes falsos, ya que a amigos cercanos y hasta a un integrante de nuestro tejido también han sido señalados falsamente para desligitimar el trabajo que realizan con los sectores sociales y populares en el país.

3. Lo que describen los colegas del profesor merece toda la credibilidad. Si esto es cierto, y mientras no se demuestre algo distinto es verdad. Lo que es inaceptable también, es que los medios lo llaman guerrillero, nisiquiera utilizan el prefijo presunto que si aplican con Juan José Chaux y los parapolíticos que han cometido crímenes de lesa humanidad, condenándolo de hecho y de manera anticipada.

4. Exijimos investigación en derecho y evidencia diferente al famoso computador y que se defienda la presunción de inocencia hasta tanto existan pruebas creíbles. Por ahora NO LAS HAY!. No defendemos su inocencia, la presumimos, porque no hay pruebas creíbles y reclamamos DEBIDO PROCESO al Gobierno y a los medios.


Tejido de Comunicación y Relaciones Externas para la Verdad y la Vida
Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca - ACIN
web: nasaacin.org
Santander de Quilichao Cauca -Colombia

Acciones en apoyo al Dr. Miguel Angel Beltrán Villegas en la Universidad de Santo Tomás - Bogotá


Acciones en apoyo al Dr. Miguel Angel Beltrán Villegas en la Universidad Nacional de Colombia


Testimonio del profesor Miguel Ángel Beltrán sobre su deportación desde México

Por: Miguel Angel Beltrán Villegas

En ningún momento se me informo de los motivos de mi captura, ni se me informó hacia dónde íbamos. Durante todo el trayecto se me colocó de rodillas con mi rostro pegado al asiento, como cuando un verdugo coloca a su víctima para cortarle la cabeza..
“Me presenté de buena fe…

En cuanto me presenté al INM, se me declaró ilegal y se procedió a mi captura en las instalaciones del Instituto Nacional de Migración, se señaló que no aporté pruebas que respalden mi condición económica (solvencia) lo cual es falso pues en el oficio de trámite está claro (y los anexos lo corroboran), que yo entregué mi certificado de trabajo de la Universidad Nacional de Colombia, debidamente apostillado, así como la comisión de estudios otorgada por la Universidad Nacional (ver oficio del trámite).

Aunque el oficio –de respuesta- del INM está firmado por mí, y eso probaría que tiene mi asentimiento, fui obligado a firmar, se me dijo que si no firmaba, se daba por interrumpido el trámite y seguramente ya no procedería mi solicitud. Insistí en que había información falsa y se me dijo que eso no importaba porque era parte del trámite y de la nueva solicitud que debería hacer (es decir en todo momento se me dio información falsa para coaccionar mi firma).
Se me impidió hablar con el abogado a quien no se le permitió ingresar conmigo.

Una vez firmado el oficio una funcionaria del INM me dijo que yo estaba ilegal y en ese momento aparecieron varios hombres que me inmovilizaron. Se acercaron varios funcionarios de inmigración y a empellones y a la fuerza me llevaron por un pasillo hasta una camioneta que estaba estacionada en la puerta del INM. En ningún momento se me informo de los motivos de mi captura, ni se me informó hacia dónde íbamos. Durante todo el trayecto se me colocó de rodillas con mi rostro pegado al asiento, como cuando un verdugo coloca a su víctima para cortarle la cabeza (hago el esquema)

Conductor Cabeza

Cuello Silla trasera

Me cubrieron el rostro con la chamarra o chaqueta que llevaba mientras me presionaban el cuello, lo que me causo lesiones en la región cervical y en los hombros. En varias ocasiones estuve a punto de asfixiarme, pues por la postura que llevaba no podía respirar, fue tal la presión que vomité. En la camioneta iban además de los 2 o 3 guardas de migración, una delegada del INM y un médico, al cual le solicité ayuda porque me sentía ahogado. Tanto la delegada de migración, como el médico fueron indiferentes frente a la tortura y el maltrato que recibí.

Cuando llegamos al aeropuerto (supe que habíamos llegado a este sitio por el ruido cercano de los aviones), siempre esposado y con el rostro cubierto me bajaron a empellones, cruzamos un puesto de migración muy rápidamente y luego me subieron a una avioneta o avión pequeño que estaba aguardando allí.

Mientras se ultimaban detalles del vuelo y se preparaba el despegue, se me mantuvo con las esposas a la espalda, y el rostro cubierto; pude darme cuenta que subían y bajaban personas que me filmaban. Luego del despegue, y transcurridos algunos minutos más, cuando el avión se estabilizó, me cambiaron las esposas para adelante, así viaje todo el tiempo.

En la avioneta viajamos 7 personas. El piloto, el copiloto, un capitán que dirigió la operación, otro señor que estaba vestido de civil, dos guardias del INM, y yo. Cuando la aeronave estaba a punto de aterrizar me pasaron un folio de documentos para que los firmara, querían que los firmara sin leerlos. Me negué, me presionaron pero finalmente les dije que no lo iba a firmar porque ya tenía el antecedente de lo sucedido en el INM y que mucho menos los firmaría si no los leía. Ellos estaban muy interesados en que los firmara. Incluso ya en Colombia le pidieron a los oficiales colombianos que me lo pasaran para que firmara. El folio de documentos está sin mi firma.

Una vez aterrizamos en el aeropuerto militar pregunté a los encargados de la operación que si ya estábamos en Colombia, me respondieron que sí. Entonces dije “si ya estamos en territorio colombiano me asiste el derecho (derecho que ya habían violado) de estar en libertad”. En la lógica de que si la operación era de expulsión del país (de México) ya estaba en Colombia y debía quedar en libertad.

Después de media hora de permanecer en la avioneta llegaron agentes del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS)…”


Miguel A. Beltrán
Domingo 23 de mayo de 2009
Calabozos de la DIJIN Bogotá

PRESIDENTES COMPLICES AL ATAQUE - ALBERTO HÍJAR

Indiciado con otros quince como terrorista y apólogo del delito por los membretes de ultraderecha Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública (sic) y Mejor Sociedad, Mejor Gobierno, siento las pisadas de la bestia fascista movida por dos presidentes espurios: Uribe y Calderón. Del primero tuve noticias cuando lanzó su primera campaña presidencial y Narco News documentó de inmediato su financiamiento por narcotraficantes y paramilitares desde que fuera alcalde de Medellín y después gobernador de Antioquia. Del segundo sufro su afán de legitimación con un Estado devastado y desprestigiado pero previsor de tiempos peores al militarizar la frontera norte como parte de la Iniciativa Mérida y la incorporación de la Armada en los ejercicios del Comando Norte. La estrategia de preservación del poder a toda costa ha implantado el pánico social y se ha aliado a las televisoras más poderosas y mentirosas.

Jamás he estado en Colombia y se de las FARC tanto como he podido leer en revistas, libros y videos para saber como va la lucha armada ante un Estado inmerso en la delincuencia mayor dirigida por diputados, alcaldes y funcionarios de alto nivel quienes mes con mes escandalizan a su aterrado pueblo. Tengo mis antecedentes porque un doctor en Estudios Latinoamericanos y yo fuimos acusados de terrorismo por el embajador colombiano de larga trayectoria como protector de impunes delincuentes de Estado por presentar el interesante libro de cuentos La luna del forense del guerrillero colombiano Gabriel Ángel. Para acabarla de amolar, la presentación fue en el Café Villa que los Hermanos Cerezo Contreras mantenían con muchos esfuerzos para sostener la defensa de sus tres encarcelados hoy en libertad después de un largo e irregular proceso que los mantuvo en prisión de alta seguridad. Poco después, un periódico publicó un reportaje de ilusorios contactos de las FARC con estudiantes mexicanos. En fin, la Democracia Cristiana y los Estados fallidos están dispuestos a perseguir a cualquier interesado en la historia actual con la resistencia popular incluida.

Ahora deportan sin derecho a apelación al distinguido académico colombiano Miguel Ángel Beltrán Villegas quien estuvo en la prestigiada Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales y valido de un convenio entre su Universidad de origen y la UNAM, ha realizado su doctorado en la UNAM. Al solicitar la renovación de su condición migratoria fue detenido y deportado de inmediato sin que hubiera solicitud alguna del gobierno colombiano, según ha declarado el vicepresidente de Colombia. La abogada Pilar Noriega, prestigiada defensora de presos y perseguidos políticos, compañera de arduas defensas con Digna Ochoa, ha señalado la improcedencia legal de la deportación y la plana mayor de la División de Posgrado y la de Estudios Latinoamericanos de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, han protestado por el injusto tratamiento del cumplido profesor con larga trayectoria académica en México por no menos de quince años. Alguien debiera explicarle a Uribe en campaña para su tercera reelección en Colombia, que una organización como las FARC exige militancia de tiempo completo que el profesor Beltrán no pudo haber cumplido por su trabajo académico de redacción de informes, preparación de exámenes, participación en seminarios, todo lo cual impide su candidatura como revolucionario profesional.

El despliegue televisual del caso, las cámaras en los lugares prohibidos son señales de su inclusión en la articulación del Plan Colombia con el Plan México en marcha. El gobierno de México deporta, avisa, y Uribe se apresura en agradecer, todo para los noticieros televisuales, ¡qué bonita familia! Se trata de aterrar a todos y todas las interesadas en estudiar las luchas armadas. Otra vez se nombra al comandante Raúl Reyes, responsable de relaciones internacionales de las FARC asesinado en la impune masacre de Sucumbíos donde el ejército colombiano, apoyado por las fuerzas yanquis de la base de Manta, violó el territorio ecuatoriano y asesinó a no menos de veinte combatientes y a cuatro estudiantes mexicanos. La sobreviviente Lucía Morett es ahora tratada como delincuente y no como víctima y testigo al ser sometido a proceso en Ecuador que solicita su deportación y como la Procuraduría General de México mantiene vivas las denuncias de hechos de dos membretes de ultraderecha, podría ser deportada.

Asesor de las FARC dice el jefe de la policía colombiana del profesor Beltrán y uno piensa en las decenas de asesores nombrados por el EZLN y entonces recuerda que mientras las FARC tuvieron representación oficial en México, Beatriz Paredes, gobernadora de Tlaxcala en aquel entonces, organizó un encuentro en La Trinidad a donde fueron representantes de los partidos políticos financiados por el Estado mexicano y hubo quien aceptó la invitación para ir al campamento de Raúl Reyes. Resulta ridículo que entre los inculpados por los leguleyos Velasco Arzac y José Antonio Ortega a nombre de sus membretes, esté Gustavo Carvajal, priísta con 150 kilos de peso que ciertamente fue comisionado del PRI ante las FARC.

Por estos días, un fotógrafo de movimientos sociales en América promueve su exposición Tiempo real que ha dado lugar a una serie en History Channel. Holdman Morris premio Human Rights Defensor 2006, fue arrestado en Colombia a raíz de la liberación de rehenes en febrero y la HRW y un comité para la protección de periodistas protestaron de inmediato por la violación a la libertad de expresión pese a lo cual fue inculpado de pertenecer a las FARC. De modo que, compañeros estudiosos de lo que está pasando en América, revisen sus libreros y colecciones de videos, sus computadoras amenazadas de incautación por las denuncias de hechos de los ultraderechistas, porque el decreto de la alerta sanitaria dice que su casa puede ser invadida y sujeta a revisión. Una cosa lleva a la otra en esta crisis donde a los Estados fallidos sólo les queda gobernar por el terror y la demagogia. Aviso de última hora: Jacobo Silva Nogales no ha sido puesto en libertad como debiera ser por los amparos ganados y la pena compurgada, sino ha sido enviado al penal de Nayarit despojado de todo.

Alerta Roja del Sistema Integral de Información en Derechos Humanos

Sociólogo colombiano es expulsado para entregarlo a gobierno de Uribe.

Nota completa:
http://sididh.wordpress.com/2009/05/26/martes-26-de-mayo-de-2009/

martes, 26 de mayo de 2009

Deportación y extradición - MIGUEL ÁNGEL GRANADOS CHAPA

El Siglo de Torreón - México

Directamente el presidente Álvaro Uribe agradeció al Gobierno mexicano la deportación de Miguel Ángel Beltrán, un profesor universitario a quien el gobernante colombiano reputa como "uno de los terroristas más peligrosos de las FARC". Uribe pidió al presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, el priista chihuahuense César Duarte y a su correligionario y paisano el gobernador José Reyes Baeza, que hacían turismo político en Colombia este fin de semana, que llevaran ese mensaje al presidente Felipe Calderón, el mandatario con quien más se identifica el colombiano, que se prepara a lograr un tercer periodo al frente de su país, sin que esa pertinacia suya moleste a quienes denuestan a Hugo Chávez por su manía reeleccionista.

"Este gesto de México lo vemos como un ejemplo, lo aplaudimos, lo agradecemos", insistió Uribe en una reunión comunal en la ciudad de Leticia a que estaban invitados el diputado y el gobernador de Chihuahua. Tal calificación a ese gesto de México no es en modo alguno compartida en nuestro país por quienes consideran que es necesaria la cooperación internacional en el combate a la delincuencia organizada siempre que se respeten las leyes y los gobiernos no se convierten en infractores del orden tal como aquéllos a los que dicen perseguir.

Colombia pidió a México capturar y remitir a Bogotá a Beltrán, conocido también como "Jaime Cienfuegos", y a quien se tiene como miembro de la comisión internacional de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, muy cercano a "Raúl Reyes", el dirigente guerrillero muerto en el ataque de tropas colombianas a un campamento insurgente situado en Ecuador, en marzo del año pasado. El Gobierno de México debió esperar una solicitud de extradición para aprehender al profesor requerido, pero los funcionarios a quienes se les llena la boca con prédicas sobre el Estado de Derecho deben haber sentido flojera sólo de imaginar el tortuoso trámite de extradición y optaron por la vía rápida para obsequiar la petición del aliado latinoamericano más firme de México. Para ello tendió una trampa a Beltrán.

"Este es un sociólogo colombiano que se doctoró en nuestro país, en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales con cuyo Centro de estudios latinoamericanos mantuvo después de su graduación con mención honorífica una relación que se manifestaba hasta la semana pasada en una estancia posdoctoral". Para cumplirla, Beltrán había obtenido una visa ad hoc a cuyo vencimiento el profesor colombiano tramitaba su prórroga. Un abogado de la Universidad Nacional lo auxiliaba en ese procedimiento, dentro del cual Beltrán fue citado en el Instituto Nacional de Migración el viernes pasado, 22 de mayo. Se le hizo pasar a una oficina sin que se permitiera al abogado acompañarlo, toda vez que se trataba de privarlo de la libertad. De allí fue conducido al Centro de Migración de Iztapalapa, donde se le incomunicó y poco después fue llevado al aeropuerto internacional desde donde se le condujo a Bogotá, donde ya lo esperaban las autoridades para aprehenderlo y procesarlo por rebelión y terrorismo.

Compañeros de Beltrán en la UNAM niegan que sea miembro de las FARC. "En los últimos diez años ha sido docente en varias universidades de Colombia (y actualmente está) adscrito a la Universidad Nacional de Bogotá, institución que le otorgó el permiso para realizar dicha estancia de investigación en la UNAM". El Centro de estudios latinoamericanos "reconoce su trayectoria a lo largo de más de quince años." Aun si no fuera así, aun si se tratara como dice Uribe de un peligroso terrorista, su deportación se consumó contra la ley, pues no se le permitió acudir al recurso de revisión que es propio de todo procedimiento administrativo. Al simplemente remitirlo a su país pretextando una infracción migratoria, el Gobierno mexicano no estuvo en situación de verificar si las acusaciones por las que se pidió de modo económico su captura son fundadas o no, principio elemental de todo juicio de extradición.

La irresponsable desaprensión con que con fines políticos se omite el cumplimiento de la ley podría ser el modo en que el Gobierno de México encare el pedido de extradición de Lucía Morett. Esa solicitud, aprobada por la Corte nacional de justicia de Ecuador el 30 de abril, no ha sido formalizada, o la oculta la Cancillería mexicana. Es de temer que cuando resuelva hacerla pública haya dado pasos para remitir a Lucía Morett a Quito. El descuido, el desdén que hacia los derechos humanos de esta activista mostró el Gobierno de México podría prolongarse en este nuevo episodio relacionado, como la muerte de "Reyes" de donde surgió la persecución a Beltrán, de un ataque extranjero a territorio ecuatoriano.

Asombra que la fiscalía ecuatoriana pretenda que se juzgue a Lucía Morett -sobreviviente del grupo de estudiantes mexicanos, cuatro de los cuales murieron- por un delito en que ella fue víctima de lesiones y fuerte daño emocional. Sorprende que el fiscal general de Ecuador, Washington Pesantez, sea ahora partícipe del pedido de extradición cuando aseguró a la universitaria mexicana, en presencia del embajador de México, que no había cargos en su contra y que era libre de salir de ese país cuando quisiera, lo que en efecto hizo Lucía. No habría motivo de temor respecto de la respuesta mexicana a la solicitud de extradición, notoriamente infundada, de no ser porque lejos de salir en defensa de sus derechos violados, el Gobierno de México milita contra ella.

http://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/436365.deportacion-y-extradicion.html

LA MÁXIMA CASA DE ESTUDIOS SE PRONUNCIA

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO
Boletín UNAM-DGCS-317

Ciudad Universitaria


LA UNIVERSIDAD INFORMA

Con relación al caso del doctor Miguel Ángel Beltrán Villegas, expulsado del país el pasado 22 de mayo, la Universidad Nacional Autónoma de México informa:

1. El doctor Beltrán Villegas es ciudadano colombiano, con estudios de Maestría en Sociología en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso-México), entre 1992 y 1994 y de Doctorado en Estudios Latinoamericanos en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM entre 1994 y 1997, en donde se graduó con mención honorífica el 27 de agosto de 2001.

2. En mayo de 2008, tramitó y obtuvo una visa para venir a México a realizar una estancia posdoctoral en el CELA de la FCPyS con una duración de agosto de 2008 a mayo de 2009.

3. La visa que se le otorgó por 90 días le permitió tener regularizada su estancia inicial en el país y comenzar los trámites para cambiar su calidad de No Inmigrante Visitante sin Actividades Lucrativas por la de Estudiante. El 7 de agosto inició el trámite correspondiente y a pesar de que insistió en al menos dos ocasiones, no obtuvo respuesta alguna.

4. El compromiso institucional de la UNAM no le confirió la calidad de profesor o de alumno sino que tenía una estancia en período posdoctoral. La base de su manutención corrió a cargo de la Universidad Nacional de Colombia que le otorgó el apoyo económico correspondiente.

5. Debe quedar claro que la presencia del doctor Beltrán Villegas en nuestro país se da casi tres meses después de los lamentables acontecimientos que se registraron en marzo de 2008 en la frontera entre Colombia y Ecuador y que su salida de Colombia fue debidamente ejecutada y autorizada por el Gobierno de esa Nación y por la representación diplomática del Gobierno Mexicano.

6. La UNAM solicita al Instituto Nacional de Migración que informe las razones por las que súbitamente fue expulsado del país, sin que mediara explicación de la autoridad migratoria mexicana, y lamenta las condiciones en las que fue remitido a su país, más allá de que esta casa de estudios refrenda que los miembros de su comunidad y quienes concurren a ella, son responsables de sus actos y actividades extra académicas.

COMUNICADO CONSEJO DE FACULTAD 26 DE MAYO DE 2009 - UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA

El Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de Colombia, tras enterarse de la captura por parte de las autoridades colombianas del profesor Miguel Ángel Beltrán Villegas, adscrito al Departamento de Sociología de esta institución, se permite manifestar a la opinión pública:

1. Que el profesor Beltrán Villegas es licenciado en Ciencias de la Educación de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, Sociólogo de la Universidad Nacional de Colombia, Maestro en Ciencias Sociales de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) de México, y Doctor en Estudios Latinoamericanos de la Universidad Nacional Autónoma de México.

2. Que el profesor Beltrán Villegas está vinculado a la Universidad Nacional de Colombia desde el 4 de febrero de 2005 como Profesor Asociado de tiempo completo, y que mediante resolución 929 del 11 de septiembre de 2007 se le otorgó una comisión regular externa para realizar estudios postdoctorales en la Universidad Nacional Autónoma de México, contando actualmente con licencia no remunerada para proseguir dichos estudios.

3. Que, ante los cargos que se le imputan, el Consejo solicita expresamente a las autoridades competentes velar para que el profesor Beltrán Villegas tenga todas las garantías legales conducentes al debido proceso, lo cual implica su presunción de inocencia, así como un trato digno acorde con los derechos fundamentales de un ciudadano de la República.

4. El Consejo de Facultad solicita a los medios de comunicación difundir una información objetiva e imparcial a propósito del caso del profesor Beltrán Villegas, y rechaza enfáticamente los calificativos que a partir de supuestos generan una opinión distorsionada de la Sociología como práctica científica.

Ciudad Universitaria de Bogotá, Facultad de Ciencias Humanas
26 de mayo de 2009

COLECTIVO ASUMIR

Pronunciamiento del COLECTIVO ASUMIR

! EXIGIMOS LA LIBERTAD INMEDIATA DEL PROFESOR MIGUEL ANGEL BELTRAN!

Una vez más la criminal seguridad democrática atenta contra los derechos de los Colombianos.


El pasado viernes 22 de Mayo, el Profesor Beltrán, fue detenido en Ciudad de México, en donde se encontraba realizando estudios postdoctorales. Mientras renovaba sus permisos de permanencia en ese país, se realiza la retención y es deportado de forma inmediata a Colombia, siendo detenido a las 10:00 de la mañana y una hora más tarde conducido en vuelo comercial a Colombia, en donde siguiendo a su arribo es detenido por autoridades colombianas violando su presunción de inocencia y el debido proceso.

El profesor Miguel Ángel Beltrán es un reconocido académico y fiel representante del pensamiento sociológico Latinoamericano, el cual desempeña de forma rigurosa y crítica como profesor adscrito al departamento de sociología de la Universidad Nacional de Colombia, muestra de ello sus múltiples publicaciones que han motivado diversas iniciativas investigativas, además de ello el profesor Beltrán Villegas en una persona de una calidez humana excepcional, que con un marcado carácter tranquilo y mediador se compromete profundamente con el continuo quehacer académico e investigativo.


El montaje construido por el gobierno actual y orquestado por los medios de comunicación es un atentado contra intelectuales comprometidos con los cambios sociales de nuestro país, exigimos a las autoridades pertinentes su libertad inmediata y el respeto de su dignidad, así como la reposición de su buen nombre.

COLECTIVO ASUMIR
"Despertando conciencias"

Mayor información:
http://colombia. indymedia. org/news/ 2009/05/102262. php

Académicos sostienen que la UNAM avaló el estatus migratorio del presunto integrante de las FARC

El excelcior - México
26 de mayo - 2009

Héctor Figueroa Alcántara. Informe de la rueda de prensa de académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México, quienes exigieron exigieron a la Rectoría interceder ante la Cancillería mexicana para que sea regresado a nuestro país el profesor Miguel Ángel Beltrán Villegas, expulsado a Bogotá por presuntos vínculos con la guerrilla colombiana.

Nota completa: http://www.exonline.com.mx//XStatic/excelsior/template/content.aspx?se=nota&id=611747

Telesur: Denuncian falta de pruebas para vincular al profesor Beltrán con FARC

La fiscalía colombiana no cuenta con pruebas que impliquen de manera directa al sociólogo y profesor Miguel Ángel Beltrán con el grupo colombiano, mientras el catedrático se encuentra detenido en la cárcel La Modelo en Bogotá.

Nota completa:http://www.telesurtv.net/secciones/noticias/nota/50701/denuncian-falta-de-pruebas-para-vincular-al-profesor-beltran-con-farc/

Página 12 - Argentina: Calderón se mete en terreno colombiano

El gobierno mexicano deportó sin juicio previo al sociólogo Miguel Angel Beltrán Villegas, sospechado de ser miembro de las FARC.
26 de mayo - 2009

Nota completa:
http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-125570-2009-05-26.html

Rueda de Prensa en la UNAM: Académicos mexicanos afirman que colombiano expulsado no pertenece a las FARC

25 de mayo de 2009, 08:52 PM

México, 25 may (EFE).- Académicos y estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México(UNAM) exigieron hoy que se aclare la reciente expulsión del colombiano Miguel Ángel Beltrán, que según ellos no es miembro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC

"Los cargos por los que se le acusa nos parecen absolutamente fuera de lugar y nos sentimos afectados y ofendidos", dijo en rueda de prensa el coordinador del Centro de Estudios Latinoamericanos de la UNAM, José María Calderón.

Beltrán "solamente está vinculado directamente a un trabajo de carácter académico", dijo Calderón.

Según fuentes oficiales mexicanas, el Instituto Nacional de Migración (INM) expulsó a Beltrán, alias "Jaime Cienfuegos", el pasado viernes porque no cumplió requisitos para prolongar su estadía en el país.

El pasado fin de semana el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, agradeció a México la expulsión del presunto guerrillero.

Beltrán fue trasladado a Colombia de manera "arbitraria" porque el INM "violó los plazos y términos normales para esperar a que el Gobierno colombiano fabricara un requerimiento judicial", dijo, por su parte, Daniel Inclán, que cursa estudios latinoamericanos de la UNAM.

Los participantes en la rueda de prensa aseguraron que Beltrán cursaba estudios de postgrado en ese centro y que realizaba un proyecto de investigación sobre la sucesión presidencial en México en el periodo 1933-1934, en el que tomó el poder el general Lázaro Cárdenas.

"Es una persona muy dedicada al estudio, y el ser un estudioso de pensamiento sociológico le permitía hacer algunos trabajos adicionales como colaboraciones periodísticas, y si acaso trató en algún momento el asunto de Colombia lo realizo sobre una crítica al Gobierno de ese país, pero también a las FARC", explico Inclán.

La Fiscalía colombiana dice tener más de 200 pruebas que relacionan a Beltrán con la guerrilla.

Entre ellas figuran algunos correos supuestamente enviados al académico en 2006 por el fallecido Luis Edgar Devia, alias "Raúl Reyes", número dos de las FARC, en los que se le encomienda abrir un centro de investigación con ciudadanos extranjeros para buscar recursos económicos.

"Nosotros podemos decir que siempre respondía a las demandas académicas y su función era totalmente esa", consideró el responsable de Posgrado de Estudios Latinoamericanos de la UNAM, Lucio Olivier Costilla.

"Nos preocupa que a través de estas acciones destrocen de manera muy grave la reputación de estudiantes y académicos de esta universidad", agregó.

Mientras, redes sociales mexicanas distribuyeron a la prensa un comunicado sin membrete en el que acusan al Gobierno de México de actuar en complicidad con el de Colombia para "generar miedo, pánico y escarmiento" a toda persona que critique y cuestione el "régimen de terror perpetuo" del país suramericano.

"Exigimos la liberación inmediata del profesor Miguel Ángel Beltrán Villegas y de todos los compañeros que han sido detenidos bajo montajes similares, expresamos nuestra más fraternal solidaridad", indica el volante distribuido en la Facultad de Ciencias Políticas.

También asegura que Beltrán fue "golpeado" por agentes migratorios mexicanos y que el Instituto de Medicina Legal de Colombia determinó su incapacidad médica por doce días a causa "de las agresiones físicas sufridas antes de partir de México", y no por una fuerte gripe, como sostienen en Bogotá las autoridades penitenciarias colombianas.

http://espanol.news.yahoo.com/s/25052009/54/n-latam-academicos-mexicanos-afirman-colombiano-expulsado.html

Comunicados contra la detención del Dr. Miguel Angel Beltrán Villegas en "Rebelion.org"

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=85869
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=85922

Portal Latinoamericano de la Agencia Ansa: críticas a Calderón por expulsión del sociólogo Miguel Angel Beltrán

MEXICO, 24 (ANSA)- El presidente mexicano Felipe Calderón fue acusado de quebrantar la política de asilo que históricamente practicó su país, al expulsar al colombiano Miguel Angel Beltran, reclamado en su país por presunto integrante de la guerrilla de las FARC.
El sociólogo colombiano Miguel Angel Beltrán, supuesto integrante de la comisión internacional de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) bajo el alias de "Jaime Cuienfuegos", fue expulsado de México.
Académicos, diputados de izquierda y el editorial del diario La Jornada señalaron hoy que el gobierno de Calderón violó "el principio fundamental de presunción de inocencia" con la detención "arbitraria" y entrega de Beltrán a Colombia.
Beltrán estaba radicado en México como residente de un posdoctorado en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y fue expulsado horas después de que acudió a las oficinas de migración para ampliar su estancia en el país.
El hecho "revela la complicidad" de las autoridades de México en la persecución de ciudadanos colombianos opositores al gobierno del presidente Alvaro Uribe, coincidieron académicos de la UNAM citados por La Jornada.
Los entrevistados por La Jornada alertaron que la ofensiva de Uribe se dirige ahora a intelectuales críticos sus acciones represivas.
La Jornada escribió en su editorial que el gobierno de Calderón "hace un flaco favor a su imagen al mostrarse cercano con un personaje (Alvaro Uribe) que ha sido acusado de tener una historia política y familiar añejamente vinculada con capos de la droga, como asientan documentos de la Agencia de Inteligencia de Defensa de Estados Unidos".
La detención de Beltrán al arribar al aeropuerto de Bogotá refleja "una campaña de persecución política en contra de focos críticos, similar a la que se emprendió contra dirigentes políticos, sociales y sindicales y que tiene como inocultable telón de fondo lograr ajustes que permitan a Uribe competir por una nueva reelección", dijo el diario.
La Jornada calificó también de "alarmante" el precedente sentado por el gobierno de Calderón para otros académicos intelectuales y activistas que desde México han manifestado posturas críticas hacia el gobierno de Uribe y que "podrían estar incorporados a la lista negra de Bogotá".
Los diputados Alfonso Suárez y Cuauhtémoc Sandoval, del Partido de la Revolución Democrática (PRD) (centro izquierda), anunciaron que presentaran un proyecto ante la Comisión Permanente del Congreso para pedir explicaciones al gobierno de Calderón de la expulsión de Beltrán.
El gobierno de México "entregó a Beltrán sin verificar su trayectoria, su estancia acreditada como residente de posdoctorado en la UNAM y mucho menos la autenticidad de los argumentos de su contraparte colombiana", denunciaron los legisladores.

http://www.ansa.it/ansalatina/notizie/rubriche/amlat/20090524210334885103.html

CARMEN ARISTEGUI ENTREVISTA AL DIRECTOR DE LA POLICÍA EN COLOMBIA, EL GENERAL OSCAR NARANJO

Escuche la entrevista que la reconocida periodista mexicana, Carmen Aristegui, le hizo al General Óscar Naranjo sobre la detención ilegal de Miguel Angel Beltrán Villegas. Al final de la entrevista se contrasta con los pronunciamientos de docentes e investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México.

http://www.noticiasmvs.com/ver_noticia.cfm?id=3947

Radio Trece: Secuestro político: la deportación a Colombia de académico de la UNAM

Ciudad de México, 25 de Mayo.- Profesores de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, calificaron como un secuestro político la deportación a Colombia de académico Miguel Ángel Beltrán Villegas, acusado de ser integrante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En conferencia de medios, Lucio Oliver Costilla, coordinador del Programa de Posgrados de Estudios Latinoamericanos denunció que el gobierno federal participó en intereses particulares de Colombia en detrimento de la autonomía universitaria.

Señaló que nunca hubo una orden aprehensión en contra de Beltrán Villegas, por lo que este tipo de acciones transgreden a la institución académica.

“Ni hubo captura porque no había ningún proceso contra él y según las autoridades mexicanas, no hubo deportación, entonces ese manejo que está haciendo el gobierno colombiano lo vemos como un manejo político que responde a los intereses internos de Colombia y que está afectando al gobierno de México”, expresó, Oliver Costilla.

Por su parte, el coordinador del Centro de Estudios Latinoamericanos, José María Calderón, señaló que la persecución del gobierno colombiano y la participación de México pretenden generar miedo pánico y escarmiento a los académicos críticos a las políticas del gobierno sudamericano.

Cabe recordar que Miguel Ángel Beltrán, quien era profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), realizaba un trámite en el Instituto Nacional de Migración, pero por no cumplir con algunos requisitos, fue detenido y expulsado del país.

Por Arturo Damián, reportero

Radio Bemba 95.5 Fm - El secuestro político del Dr. Miguel Angel Beltrán Villegas

http://www.radiobemba.org/index.php/archivos/doc/el_secuestro_politico_del_dr_miguel_angel_beltran_villegas_en_mexico/

Yndimedia Argentia: El secuestro político del Dr. Miguel Angel Beltrán Villegas

http://argentina.indymedia.org/news/2009/05/673200.php

Jornada Internacional En Defensa del Pensamiento Crítico Latinoamericano: por la liberación de Miguel Ángel Beltrán

México: Jueves 28 de mayo de 2009
Hora: 11:30 am
Frente a la Embajada de Colombia en México

Colombia: (por confirmar)



Convocamos a estudiantes, profesorxs, artistas, trabajadorxs de la cultura, defensorxs de derechos humanos, organizaciones sociales, inmigrantes, exiliadxs, desterradxs y todxs aquellxs que defiendan la libertad de conciencia y el derecho a disentir, a manifestarse para exigir el cese de la persecución y estigmatización de constructorxs de pensamiento crítico latinoamericano.

Vemos con preocupación el avance desmesurado de la política de seguridad democrática que ha traído como consecuencia el ataque y la violación sistemática de los derechos fundamentales de estudiantes y profesorxs pertenecientes a universidades públicas, entre otrxs actores sociales.

Denunciamos la detención y expulsión ilegal del profesor Miguel Ángel Beltrán Villegas, realizada por el Estado mexicano el pasado viernes 22 de mayo, violándole todos sus derechos y sometiéndole a tortura. Denunciamos la violación al debido proceso y la injusta privación de la libertad de Miguel Ángel por parte del Estado colombiano, en el marco de una política sistemática de señalamiento, difamación y persecución del gobierno de Uribe al pensamiento crítico.

Exigimos la inmediata liberación del profesor Miguel Ángel Beltrán, el resarcimiento del daño a su buen nombre, a su persona y la restitución del derecho a terminar sus estudios posdoctorales en la Universidad Nacional Autónoma de México. Exigimos se frene de inmediato la estigmatización de la que ha sido víctima la universidad pública latinoamericana, especialmente el Programa de Posgrado en Estudios Latinoamericanos de la UNAM. Exigimos el cese a la criminalización y persecución de ciudadanxs colombianxs en México y en el exterior que se atreven a manifestar puntos de vista divergentes frente al programa de seguridad democrática.

COMITÉ POR LA LIBERACIÓN DE MIGUEL ANGEL BELTRÁN
www.libertadmiguelangelbeltran.blogspot.mx
libertadencolombia@gmail.com

Comunicado a la sociedad mexicana y la comunidad internacional

Los abajo firmantes denunciamos la vejación a la que fue sometido el compañero Miguel Ángel Beltrán Villegas, expulsado por el gobierno mexicano y requerido por el gobierno colombiano acusándolo de ser integrante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

El doctor Beltrán es conocido en el medio académico colombiano, como investigador y docente en las principales universidades del país: Antioquia, la Nacional de Colombia y la del Cauca. Actualmente se encuentra realizando estudios de postdoctorado en el Centro de Estudios Latinoamericanos, en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Después de habérsele negado su condición migratoria (FM3) durante un año, el viernes 22 de mayo a las 12 a.m. el profesor Beltrán, acudió al Instituto Nacional de Migración de México (INM), con el fin de recibir respuesta a su solicitud de cambio de condición migratoria (de visitante a estudiante), para poder permanecer en el país y continuar con sus estudios.

A las 12:40 p.m. se le notifica verbalmente que su solicitud había sido negada porque no cumplía con los requisitos exigidos, siendo obligado a pasar a control migratorio. Posteriormente, el Dr. Beltrán fue detenido por funcionarios del INM, sacado a la fuerza y transportado en una camioneta Van, de vidrios polarizados sin distintivos oficiales. Su abogado, Dr., Becerril de la UNAM , quien lo acompañaba en la diligencia, al preguntar por su paradero le comunican que había sido trasladado a otra Estación Migratoria. Sin embargo el Dr. Beltrán fue expulsado a Colombia en una aeronave del Estado mexicano que llegó a Bogotá, aproximadamente a las 7:50 p.m.

Si Miguel Ángel hubiera tenido problemas migratorios no hubiera podido salir de Colombia en junio del 2008 legalmente y entrar a México de la misma manera. Es vergonzoso que las autoridades mexicanas hayan presentado al profesor como terrorista, aceptando las mentiras del gobierno colombiano. La actuación del INM fue arbitraria, violó los plazos y términos normales, además sin procedimientos mínimos de extradición donde tendrían que haber mediado por lo menos las pruebas de jueces.

Al oficializarse la captura del profesor Beltrán por parte de la Fiscalía General de la Nación de Colombia, fue conducido a las instalaciones de la Dirección General de Policía Judicial e Inteligencia (DIJIN). El Instituto de Medicina Legal realizó una valoración del estado de salud de Miguel Ángel determinando una incapacidad médica de doce días, a consecuencia de las agresiones físicas sufridas por parte de funcionarios mexicanos del INM.

El mismo viernes los portales de Internet de diarios colombianos ya le atribuían la identidad clandestina de Jaime Cienfuegos y lo acusaban de escribir materiales ideológicos para la agencia de noticias de las FARC, bajo las ordenes del comandante guerrillero Raúl Rey, con base al supuesto computador que sigue siendo instrumento de persecución de quienes disienten o puedan disentir de la política de guerra del gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

La forma en que ocurrieron los hechos denota la planificación entre las autoridades de Colombia y México para cometer este ilegal atropello. El presidente colombiano agradeció a las autoridades mexicanas su apoyo por “capturar a uno de los terroristas más peligrosos” de las FARC. La persecución por parte de Uribe Vélez y la complicidad del gobierno mexicano contra el profesor, pretenden generar miedo, y escarmiento a los académicos, estudiantes y activistas críticos; cercenar el derecho a la crítica y el cuestionamiento, catalogarlos como sinónimos de terrorismo, hace parte de los planes del gobierno colombiano para instaurar un régimen de terror perpetuo, no sólo en ese país, sino también en México.

¡Exigimos la liberación Inmediata del profesor Miguel Ángel Beltrán Villegas¡ y de todos los compañeros que han sido detenidos bajo montajes similares, expresamos nuestra más fraternal solidaridad con él.

Miguel Ángel, amigo, compañero, maestro, colega, no éstas solo estamos contigo.

Para mayor información:
http://libertadmiguelangelbeltran.blogspot.com

libertadencolombia@gmail.com


(Si quieres firmar el comunicado, puedes enviar tú nombre y ocupación al correo del Comité por la liberación de Miguel Angel Beltrán)